Fondo Productos

Que se cubra quien quiera, pero por propia elección.


Brock Smith es un padre y esposo que harto de escuchar el tonto argumento de que las madres que dan el pecho se tienen que tapar para alimentar a sus bebés en un sitio público, se le ocurrió una idea para hacer ver lo ridículo que es. Imitó la acción comiendo él mismo en un restaurante cubriendo su cabeza con una sábana.
 
¿A que cuando lo hace un adulto se ve de otra forma? Lo primero que diríamos es "hombre, no te cubras para comer, ¿por qué lo haces?", pero cuando es un bebé, como su alimento no viene de un plato, sino de una teta, parece reprobable.
 
El vídeo fue acompañado de hashtags sarcásticos como "la lactancia materna es tan sexy", "los pezones son ofensivos", "comer debajo de un mantel es guay". Él y su pareja decidieron empezar un movimiento y prometieron que habrá nuevos vídeos, así que habrá que mantenerse atentos a sus próximas ocurrencias.
 
Quien se quiera cubrir que se cubra
 
Hay madres que no se sienten a gusto medio desnudándose para dar el pecho y se sienten más cómodas cubriéndose un poco (según que ropa lleves puede ser más o menos discreto). También hay bebés que se distraen mirándolo todo alrededor y se pretende crear un ambiente más íntimo. Por supuesto, cada una es libre de dar el pecho como quiera. Faltaría más.
 
Pero lo que no es aceptable es verse en la obligación de taparse porque a otros pueda molestarles o sentirse ofendidos por ver a una madre alimentando a su bebé en un sitio público. Si a ti no te molesta, no tienes porqué esconderte ni esconder a tu bebé.
 
Amamantar es un acto natural y normal que tanto madre como bebé tienen derecho a hacer donde y como quieran.
 

CONSEJOS SANITY


Lactancia