Fondo Productos

Lo que debes saber de la depresión posparto


¿Es normal sentirse triste después de tener un bebé?


Tener un bebé es una de las experiencias más maravillosas de la vida, sin embargo, muchas mujeres se sienten tristes y con ganas de llorar los primeros días después de dar a luz. Eso no quiere decir que sean malas mamás o que no amen a su hijito. Al contrario, pueden estar rebosantes de amor y orgullo y, a la vez, encontrarse llorando por cosas que antes ni siquiera les molestaban. 

Aunque hayas sido bendecida con un hermoso bebé y un compañero que te apoya, posiblemente te sientas exhausta por el esfuerzo del parto y porque no puedes dormir. Quizás también te sientas irritable, nerviosa, preocupada por si serás una buena mamá e incluso asustada, si después de tu ilusionada espera te sientes ahora vulnerable e insegura. Pero quédate tranquila: todos estos sentimientos se conocen como "la tristeza o melancolía posparto" (baby blues), y son normales durante las dos primeras semanas después de dar a luz. En realidad, hasta un 80 por ciento de las madres los experimentan. 


Causas y tratamiento de la tristeza posparto
Después del parto el cuerpo cambia muy rápidamente. Los niveles hormonales bajan, la leche sube y es posible que los pechos se inflamen y que, además, te sientas exhausta. Estas realidades físicas pueden desencadenar sentimientos de desánimo y melancolía. 

Los factores emocionales también contribuyen a esta tristeza. Puedes sentirte nerviosa o ansiosa por el bienestar del bebé y la transición a la maternidad o puede costarte ajustarte a la nueva rutina. Las nuevas responsabilidades pueden abrumarte. 

Afortunadamente esta tristeza posparto no es una enfermedad y se irá por sí sola. No es necesario ningún tratamiento que no sea el apoyo de tu familia y de tus amigos, descanso y tiempo. La falta de sueño puede hacer que te sientas peor, por eso es importante que intentes descansar siempre que puedas. Incluso una siestita de diez minutos te puede hacer sentir mucho mejor.


Qué hacer cuando alguien que conoces se siente triste después del parto
Lo mejor que pueden hacer los esposos o compañeros, familiares y amigos es asegurarle a la nueva mamá que muchas mujeres se sienten así después de tener un bebé. 

Simplemente escúchala. Anímala a que llore, si lo necesita. Dile lo maravillosamente bien que lo está haciendo. Mantén las visitas al mínimo. Contesta el teléfono por ella y toma recados y dile que la casa no tiene que estar perfecta ahora, que lo más importante es que descanse y se sienta bien. Ayúdala con las tareas de la casa y a establecer prioridades. Hay cosas que hay que hacer todos los días, como cocinar, pero hay otras que pueden esperar. 

En nuestra cultura es muy tradicional que las mamás que acaban de dar a luz pasen por el periodo de la cuarentena, en que la mamá de la parturienta, la suegra o bien otra persona, cuida de ella para darle tiempo a descansar y permitir que se concentre en el bebé. Pero aquí muchas veces no están los familiares que podrían cuidar a la nueva mamá, o no se tiene el tipo de vida que se presta a esta sabia tradición. Por eso es importante que la pareja o familiar que esté junto a la mamá y el bebé insista en que ella se tome tiempo para cuidarse y que descanse lo más posible. Ofrécete a cuidar del bebé mientras ella duerme una siesta. Y por encima de todo déjale saber que estás allí para apoyarla en todo momento. 


¿Tristeza o depresión posparto?
A menudo se confunde la tristeza con la depresión posparto porque tienen muchos síntomas en común. Y, ¿cómo puedes saber si estás pasando por la tristeza normal de después del parto o por una depresión clínica? 

Durante las dos primeras semanas después del parto, debes esperar algún tipo de trastorno emocional. Pero si continúas sintiéndote así dos o tres semanas después de haber dado a luz, debes llamar a tu doctor para buscar ayuda profesional. También es recomendable que consultes con el doctor si tienes una historia de depresión, si hay un historial de depresión en tu familia o si los síntomas como los pensamientos negativos o sentimientos de ansiedad son especialmente problemáticos.

CONSEJOS SANITY


Lactancia