Fondo Productos

Lo que no debe faltar en el botiquín de tu hogar


Es normal estar cuidando todo el tiempo a tu bebé porque no quieres que se enferme o tenga algún accidente, pero las caídas, los resbalones y hasta la gripe son parte de su crecimiento. Para que no te agarren desprevenida, toma en cuenta las cosas que no pueden faltar en el botiquín.

Curitas: Su gasa esterilizada evita las infecciones y hace que cicatricen rápido las pequeñas heridas.
Vendas elásticas: No producen alergias ni reacciones y cubren una mayor extensión de piel. Son muy buenas para tratar lesiones que estén inflamadas o vayan a inflamarse. No las ajustes mucho para no cortar la circulación.
Algodón: Perfecto para limpiar raspones o cortaduras. También puede servir para aplicar tratamientos tópicos o detener algún sangrado.
Sobres de rehidratación oral: Algo que no puede faltar en el botiquín. Los puedes usar para prevenir o tratar la deshidratación leve y moderada causada por fiebre, vómito o diarrea.
Crema antibiótica: Además de limpiadora y astringente, es emoliente y antiinfecciosa, lo que la hace perfecta para aliviar la irritación y calmar las molestias generadas por hongos o picaduras de insectos.
Bloqueador solar: La piel de los niños tiene menos melanina que la de los adultos, por eso es más sensible a las radiaciones solares. Para evitar las quemaduras o los salpullidos protege a tu bebé aplicando, cada dos horas, un bloqueador solar con un FPS igual o mayor a 30.
Crema para dermatitis ocasionada por el pañal: No puede faltar en el botiquín ideal para tu bebé, ya que la dermatitis del pañal es común en bebés de entre 4 a 15 meses de edad y se produce por llevar los pañales sucios demasiado tiempo o por el roce que provocan al usarlos muy apretados, entre otras causas. Aplicar una crema o pomada de óxido de zinc ayuda a aliviar la irritación y a proteger su piel de la humedad.
Dosificador de medicamento: Si te pone nerviosa darle medicamento a tu bebé, un dosificador te va a ayudar a darle la cantidad exacta que se le tiene que dar de acuerdo al pediatra.
Jabón neutro: Se recomienda para limpiar la zona afectada ya que no contiene fragancias o químicos, por lo que no irrita o infecta la piel.
Solución salina: La nariz tapada en los bebés es el resultado de la irritación nasal.

CONSEJOS SANITY


Biberones y Chupones