Fondo Productos

Mi bebé no quiere dejar el biberón


A partir del año, un bebé está listo para dar un gran paso en su vida: dejar el biberón y empezar a utilizar el vasito entrenador y pequeños cubiertos aptos para su edad.

Este gran paso es diferente en todos los bebés, y a algunos les resultará un poco más complicado, y otros incluso harán berrinche y llorarán hasta que les devuelvas su amado biberón. ¿Pero por qué tiene un gran apego a este objeto?

Para un bebé, un biberón o mamila es algo más que un objeto que les sirve para alimentarse: es el compañero de sus mejores momentos o un consolador si tiene miedo o se siente solo. Además, mientras se alimenta de un biberón, el bebé recuerda a sus padres, aquellos que lo protegen y lo aman.

Otro de los factores que impiden a un bebé dejar su biberón es porque les resulta mucho más cómodo alimentarse de esta forma, pues le permite estar en diferentes posturas.

Como verás, quitarle el biberón a tu bebé significa un cambio muy radical pero muy necesario, pues el no quitárselo a tiempo puede traerle a los pequeños problemas bucales con los que tarde o temprano necesitará ortodoncia.

Para que tu bebé deje el biberón, es importante que pruebe otras formas de alimentación, por ejemplo, comer con sus manos y que imite a los adultos en su forma de comer. Otro factor que puede ayudar es el lugar donde lo alimentas: si normalmente le dabas de comer en su habitación, ahora deberá hacerlo en el comedor o la cocina.

El proceso para dejar el biberón debe ser muy paulatino, especialmente en los bebés obstinados. Es muy importante armarse de paciencia para no caer en el error de retirarle el biberón de golpe. Dejarlo podría tardar varios meses.

CONSEJOS SANITY


Pezoneras & Conchas Recolectoras