Fondo Productos

Señales de parto menos evidentes


Las contracciones y la rotura de aguas pueden ir acompañadas de otros síntomas de parto secundarios, menos evidentes, que anunciarán, también, la llegada del parto, estas pueden ir acompañadas por otras señales secundarias de parto que también anuncian que el gran acontecimiento está llegando. 

Algunas de ellas son:

  • Una sensación de peso en el bajo vientre (sobre todo, cuando se trata del primer embarazo), debido al progresivo descenso del pequeño hacia el canal del parto, acompañada por ganas de orinar. Al mismo tiempo que se produce esta sensación, se aligera la presión efectuada sobre el diafragma y desaparecen los problemas respiratorios y los trastornos digestivos (ardor de estómago, gastritis).
  • Si se nota "el abdomen duro", es decir, si la futura mamá advierte la sensación de tener el vientre tenso como una piedra, habrá que prestar atención. Si pasados cinco minutos desde el momento en que se ha manifestado este síntoma, se siente un dolor agudo, aunque sólo sea poniendo la mano encima del vientre, deberá acudirse rápidamente a la clínica o al hospital. Por el contrario, si después de cinco minutos de haber tenido esta sensación, el abdomen se vuelve a relajar y no se siente dolor, significa que todo va por buen camino y que se están iniciando las contracciones que llevan al nacimiento del bebé.
  • También existe otra serie de mecanismos generales, que son los responsables de iniciar el parto. Por ejemplo, las modificaciones hormonales en la madre y el niño, como la liberación de determinadas sustancias (entre las cuales se encuentran las prostaglandinas), que provocan síntomas parecidos a los del síndrome premenstrual:
  1. Variaciones de humor, durante los últimos días.
  2. Hinchazón del vientre y calambres.
  3. Hinchazón y tensión en el pecho.
  4. Mayor o menor somnolencia, o variación en los ritmos de sueño durante el embarazo y vigilia.
 

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto