Fondo Productos

Higiene y cuidado de los pezones


No es necesario que limpie el pecho o el pezón de una forma especial antes de dar el pecho a su bebé. Todo lo que tiene que hacer es aclarar el pecho con agua durante el baño o ducha diaria. Evite los productos que deshidraten o dañen de alguna otra forma la piel. Esto incluye el uso de jabón o desinfectantes en el pezón y areola, ya que puede deshidratar la piel y contribuir a tener pezones doloridos.

Ya durante el embarazo, las glándulas de Montgomery que rodean el pezón empiezan a secretar un aceite natural que lubrica la piel y evita el crecimiento de bacterias. Es perfecto dejar que esta sustancia natural haga su trabajo.

Puede extraer unas gotas de leche después de la toma, masajearlo suavemente en la piel y dejarlo secar al aire. Si tiene la piel especialmente seca o dañada puede aplicarse en el pezón y la areola una pequeña cantidad de emoliente a base de lana natural purificada, también conocido como lanolina en algunos países.

Evite cualquier tipo de forro de plástico no transpirable en discos absorbentes o sujetadores.

Dar el pecho no debe doler. Si experimenta dolor en el pezón consulte a su especialista en lactancia.

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto