Fondo Productos

¿Cuál es la postura de los pediatras ante el uso de ropa “inteligente”?


El síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es el mayor temor de cualquier padre. Es normal que la preocupación haga que muchos recurran a cualquier tipo de dispositivo que pueda ayudar a disminuir de alguna manera su riesgo.

Existe ropa "inteligente" como calcetines, mamelucos, botones, bodies, etc. dotados de sensores que registran los signos vitales de los bebés mientras duermen, pero los pediatras no recomiendan su uso en bebés sanos, puesto que puede producir alarmas innecesarias y acabar con los nervios de los padres. Lo más efectivo es la vigilancia y la cercanía de los padres.

¿Qué dicen los pediatras?

La ropa contiene pequeños sensores integrados que registran la respiración, el pulso y el nivel de oxígeno del bebé y lo notifican a través de una app en el smartphone. También hay dispositivos que se colocan debajo del colchón, que ante la ausencia de movimientos, hacen sonar una alarma para alertar a los padres.

Pero las continuas falsas alarmas de los monitores acaban con los nervios de los padres y llevan a que se hagan pruebas innecesarias a los bebés, señaló el Dr. Christopher Bonafide, médico en el Hospital Pediátrico de Filadelfia, y también el autor principal de un editorial en la edición del 24 de enero de la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

"Estos monitores de los signos vitales no han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., y no hay evidencias de que los dispositivos prevengan ningún problema potencialmente fatal en los bebés normales".

"Me preocupa la atención innecesaria e incluso el posible daño para los bebés que pueden estar asociados con las alarmas de estos dispositivos", dijo Bonafide. "Estos dispositivos no juegan ningún papel en la atención de los bebés sanos".

Estos monitores de los signos vitales no han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU., y no hay evidencias de que los dispositivos prevengan ningún problema potencialmente fatal en los bebés normales, dijo Bonafide.

No es el único pediatra que no los recomienda. La Asociación Americana de Pediatría recomienda especialmente que no se usen monitores de alta tecnología para los bebés que gozan de buena salud.

SEGÚN LA AAP, NO HAY EVIDENCIA CIENTÍFICA DE QUE EL USO DE MONITORES REDUZCA LA INCIDENCIA DE MUERTE SÚBITA.

En sus últimas recomendaciones para reducir el riesgo de muerte súbita publicadas en 2016, en el apartado 13, señala:

"No utilizar monitores cardiorrespiratorios casa como una estrategia para reducir el riesgo de SMSL.

El uso de monitores cardiorrespiratorios no se ha documentado para disminuir la incidencia de SMSL.

Estos dispositivos se prescriben a veces para su uso en el hogar para detectar la apnea o bradicardia y, cuando se utiliza la oximetría de pulso, la disminución de la saturación de oxihemoglobina para los lactantes en riesgo de estas enfermedades. Además, la monitorización cardiorrespiratoria de rutina antes del alta del hospital no se ha demostrado para detectar niños con riesgo de SMSL.

No hay datos de que otros dispositivos comerciales que están diseñados para monitorear los signos vitales infantiles reducen el riesgo de SMSL.

Falsas alarmas

Las falsas alarmas pueden producirse si los bebés activan el monitor al darle una patada o al darse la vuelta, o si experimentan un cambio inofensivo en sus signos vitales que el dispositivo interprete como una amenaza para su vida, dijo Bonafide.

Por ejemplo, la investigación ha mostrado que los bebés experimentan ocasionalmente reducciones repentinas en su nivel de oxígeno que activarían el monitor, comentó. Se trata de fluctuaciones normales que harán creer a los padres que algo va mal.

Esto daría lugar a que por una falsa alarma los bebés deban someterse a análisis de sangre, a radiografías y otros procedimientos que son caros y potencialmente dañinos para ellos.

Falsa sensación de protección

Otra preocupación de los pediatras es que los padres les coloquen la ropa inteligente y se confíen de que sus bebés están protegidos, sin tener en cuenta las directrices de sueño seguro que recomiendan los expertos que han demostrado que previenen las muertes por SMSL, como por ejemplo:

  • Que los bebés duerman en la habitación con los padres durante el primer año de vida
  • Poner al bebé a dormir boca arriba
  • Usar un colchón firme
  • Evitar en la cuna peluches, juguetes, protectores, cojines y mantas
  • No abrigar demasiado al bebé mientras duerme
  • No fumar cerca del bebé, ni dormir con él si se fuma
  • Dar el pecho al bebé o utilizar chupete

CONSEJOS SANITY


Biberones y Chupones