Fondo Productos

Normas de higiene para la nueva mamá


DESCANSO: Es necesario para acumular reservas de energía. Se debe evitar todo estrés psíquico y físico. Conviene dormir de ocho a diez horas diarias, en cama dura.

CUIDADO DE LA PIEL: La piel está más activa que de costumbre, ayudando a otros órganos a eliminar impurezas. Son importantes las duchas diarias; la limpieza ayuda a que las glándulas de la piel tengan un funcionamiento correcto. Se debe hidratarla diariamente, sobre todo en los glúteos y mamas para evitar estrías y grietas. Es aconsejable el agua templada como terapéutica relajante. Los baños de inmersión se recomiendan solo hasta el séptimo mes; el cuello del útero puede estar dilatado y favorecer las infecciones.

CUIDADO DE LAS MAMAS: Después de la higiene diaria de las mamas y pezones con agua y gasa, se recomienda secarlos bien y aplicar algún aceite o lanolina. La sustancia segregada que permanece en los pezones puede hacer que la piel se vuelva sensible y dolorosa.

CUIDADO DE LOS DIENTES: En el primer trimestre conviene acudir al dentista para un control. Los arreglos dentarios deben hacerse lo más rápidamente posible; los dientes y encías infectados pueden afectar la salud.

CUIDADO DEL CABELLO: Lavarlo una o dos veces por semana. Se aconseja cepillado y masaje diario.

PRENDAS DE VESTIR: Utilizar ropa ligera y amplia; debe mantenerse limpia, fresca y aireada. Prohibido usar prendas que ajusten y dificulten la circulación.

CALZADO: Utilizar calzado cómodo, zapatos de base ancha, que aseguren un buen equilibrio. No conviene usar tacos altos ni zapatillas.

RELACIONES SEXUALES: En un embarazo normal, pueden seguir hasta el final del mismo. Están contraindicadas cuando hay antecedentes de abortos o amenazas de parto prematuro.

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto