Fondo Productos

¿Cómo ayudar a una nueva mamá?


Nuevas tareas y responsabilidades, sumadas al cansancio que por lo general se siente durante los primeros días luego de dar a luz, pueden resultar realmente agobiantes y causar una sensación de impotencia que con frecuencia contribuye a que la reciente mamá se angustie y se sienta desbordada; por eso, contar con personas que puedan alivianarle el trabajo será muy gratificante para ella.

1. Ocuparse de algunas tareas domésticas
Para la mayoría de las mujeres, el desorden de la casa y la suciedad acumulada es motivo de estrés. Si a esto le agregamos que hay un bebé en casa, todo empeora, ya que suele ser normal que el tiempo no alcance para organizarse, limpiar y a la vez atender al bebé. Si quieres ayudar, colabora con las tareas del hogar, tales como hacer la comida, limpiar, poner ropa a lavar... Al hacer estas tareas de seguro que estarás ayudando a la nueva mamá.

2. Hacer las compras y los mandados
Salir de casa las primeras semanas para hacer la compra del supermercado, pagar impuestos o realizar trámites puede ser una verdadera odisea. No hay que olvidar que las revisiones médicas tanto para la madre como para el bebé también toman su tiempo y son inevitables. Puedes evitar que la reciente mamá se sienta superada por la situación ofreciéndote para hacer los recados fuera de casa.

3. Ofrecerle a la madre tiempo libre
Esto es algo que no se puede comprar pero que todos, incluso aquellas personas que no son padres, valoran mucho. Que le ofrezcas a una madre cuidar a su niño mientras ella toma una siesta, una ducha caliente o incluso para que pueda salir a caminar o ejercitarse una hora, puede ser un regalo de incalculable valor que le aportará buen humor y bienestar para atender a su bebé.

4. Tener en cuenta sus deseos
Puede que la mejor forma de ayudar a una mujer que acaba de dar a luz sea dejándole espacio. Antes de hacer nada, pregúntale si puedes ayudarle y de qué forma, también puedes darle ideas, pero si te dice que no es importante que respetes su decisión. En ocasiones las visitas y el que los familiares estén de forma constante puede ser motivo de malestar e interrupción de la intimidad.

5. Hacer de niñera
Quizá no durante los primeros días, pero luego de unas semanas puede ser muy valioso ofrecerte como niñera para que los padres salgan y puedan tener un tiempo a solas para salir o disfrutar en pareja.

6. Cuando hay más niños en casa…
La llegada de un bebé a casa es algo que cambia la vida de todos los integrantes de la familia. Si el bebé tiene hermanos, puede ser de gran ayuda llevártelos a algún sitio o invitarlos a dormir a tu casa para que la nueva mamá pueda dedicar su tiempo por completo al bebé, a la vez que los niños también sentirán que están pendientes de ellos.

Solo las mamás saben cuántas cosas y sentimientos se experimentan durante los primeros meses de dar a luz. Cualquier ayuda que puedas prestar seguro será de gran utilidad y muy bien recibida por la nueva mamá.

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto