Fondo Productos

Cómo saber si tu hijo está listo para Alimentos Sólidos


Las siguientes son algunas pautas del libro de la Academia Americana de Pediatría (AAP). Nutrición: Lo que todo padre debe saber. Recuerda que la disposición de cada niño depende de su propio ritmo de desarrollo.

-¿Puede mantener la cabeza erguida? Tu bebé debe de ser capaz de sentarse en una silla alta o asiento infantil con un buen control de su cabeza.

-¿Él abrió la boca cuando la comida llega a su periferia? Los bebés pueden estar listos si ven que tú comes ya que en ocasiones parecen deseosos de ser alimentados.

-¿Puede mover los alimentos con una cuchara dentro de su boca? Si tú ofreces una cucharada de cereal de arroz y lo empuja fuera de su boca, puede que aún no tenga la capacidad para tragar. Es normal. Recuerda, él nunca ha tenido nada más espeso que la leche materna o fórmula, y esto puede tomar algún tiempo para que se acostumbre. Trata de diluir el cereal con la leche las primeras veces, luego ve espesando gradualmente la textura.

-¿Es lo suficientemente grande? Generalmente, cuando los niños duplican su peso al nacer (normalmente en cerca de 4 meses) y pesan alrededor de 6 kilogramos o más, pueden estar listos para alimentos sólidos.

NOTA: La AAP recomienda la lactancia materna como única fuente de nutrición para tu bebé durante los primeros 6 meses. Al agregar alimentos sólidos a la dieta del bebé continúa amamantándolo por lo menos hasta que tenga 12 meses. Puedes continuar con la lactancia después de los 12 meses si tú y el bebé lo desean.

CONSEJOS SANITY


Pezoneras & Conchas Recolectoras