Fondo Productos

La importancia de que los juguetes No sean Tóxicos


Existen más de una docena de toxinas que se encuentran en productos de uso cotidiano, incluyendo los juguetes de los niños. Los más comunes incluyen: plomo, cadmio, arsénico, mercurio y bisfenol-A (BPA). Desafortunadamente, los fabricantes de juguetes no están obligados a etiquetar sus contenidos en los productos, por lo que encontrar cuáles juguetes contienen sustancias químicas tóxicas puede ser una tarea difícil.

Estos son algunos consejos para que realices compras seguras y evites los juguetes tóxicos:

La base de datos HealthyStuff.org creada por el Centro de Ecología de Estados Unidos, una organización sin fines de lucro del medio ambiente con sede en Michigan, en colaboración con el Centro para la Salud Ambiental en California, contiene resultados de pruebas de más de 8,300 productos.

Es recomendable que mejor compres juguetes hechos con materiales naturales, como madera (sin terminar o con un acabado no tóxico), algodón orgánico, cáñamo o lana. También debes poner atención al elegir trajes para el jugar o disfrazar, en este punto es muy importante que evites los productos que dicen ser resistentes a las manchas, resistente al agua, o de lucha contra el olor, ya que estos términos a menudo indican el uso de tratamientos químicos.

Presta mucha atención a los juguetes fabricados con plástico blando. Los Ftalatos de hormonas todavía se utilizan como suavizantes de plástico en el cloruro de polivinilo (PVC). Si un juguete es de plástico blando o es altamente flexible se debe evitar o llama al fabricante para preguntar si el producto está hecho con PVC o ftalatos.

 

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto