Fondo Productos

¿Tu bebé si rechaza el pecho? Estos tips te pueden ayudar.


Si acostumbras a amamantar a tu bebé pero él rechazo el pecho, es posible que te sientas muy frustrada y algo preocupada. No eres la primera ni la última mujer a la que le ocurre esto. Ese rechazo suele durar un día o dos; sin embargo, debes prestar atención porque es su forma de decirte que hay algo que no marcha del todo bien.

¿Por qué tu bebé rechaza el pecho?

Pueden ser varias las razones por las que tu bebé rechace tu pecho, por ejemplo que la postura en la que lo amamantas no es la adecuada y se frustra, por lo que tendrás que ver qué postura es la mejor para ti y tu bebé.

También puede tener alguna infección en la boca que le impide comer por dolor u otitis a causa de que le están saliendo los dientes. Puede que tengas poca leche o que haya demasiado ruido en la sala donde le estás alimentado y eso lo estrese.

Incluso los cambios de casa o si has vuelto al trabajo, pueden causarle molestias emocionales a tu bebé que le impidan alimentarse correctamente.

Qué puedes hacer para ayudar a tu bebé

Tendrás que ser paciente y no tener vergüenza de pedir ayuda y consejo en cuanto lo necesites. Deberás extraer tu leche con la frecuencia en la que tu bebé ha estado amantando para que no disminuyas la producción (y evitar así una mastitis).

Después deberás ofrecerle la leche con un biberón, si la rechaza habla con tu médico o un especialista de la lactancia materna.

Ofrece a tu bebé el contacto piel con piel, puedes animarlo dejando caer una gota de leche de tu pezón en su boca. Otra idea es ofrecerle el pecho cuando tiene sueño o está medio dormido, hay bebés que no quieren amamantar cuando están despiertos pero sí lo hacen cuando están medio dormidos.

Además, es muy importante que te fijes en las señales de hambre que puede tener tu bebé: Abrir y cerrar la boca, morderse el puño, mover la cabeza hacia un lado como si estuviera buscando tu pecho… Es necesario que le ofrezcas el pecho antes de que empiece a llorar, así no se sentirá irritado al empezar a comer.

Intenta estar calmada y buscar las soluciones lo antes posible, ya verás cómo tu bebé volverá a alimentarse de nuevo.

CONSEJOS SANITY


Lactancia