Fondo Productos

¿Tratar a los niños como adultos?


La mayor parte de los niños solo reciben órdenes y no se les tiene en cuenta para que puedan optar o escoger en base a las alternativas disponibles. No estamos hablando de decisiones importantes que puedan repercutir de forma seria en sus vidas, sino de hechos tan simples como por ejemplo, dejarles que puedan elegir qué ropa ponerse de entre al menos tres opciones diferentes, o qué les gustaría comer o a qué sitios desean ir el fin de semana.

En muchas familias son los padres quienes toman absolutamente todas las decisiones, algo que sin darnos cuenta puede extenderse a través de los años haciendo que los niños pierdan autonomía, tengan poco carácter y sean altamente influenciables por otros.

Por otra parte, poniéndonos en el lugar de los niños, realmente debe ser bastante frustrante desear algo y que les digan que no, pero tampoco tener forma alguna de poder conseguirlo por tus propios medios, o que nunca los tengan en cuenta para decidir nada. Así es fácil sentirse anulado.

Dejar que experimenten

Otra forma de tratarlos como adultos es dejar que aprendan por sí mismos; si siempre estamos ahí para sostenerlos no hay forma posible de que puedan experimentar cuando algo duele o por qué no deberían hacer determinadas cosas. Por supuesto que siempre estamos hablando de cosas razonables que no impliquen un verdadero peligro para ellos.

Poner atención

Muchos pequeños preguntan y cuestionan todo, si bien hay una fase de la infancia en donde esto es característico, también ocurre que una vez pasada esta. Si preguntan o tienen cierta curiosidad, los niños se encuentran con respuestas vacías o sin ellas, o incluso hasta con caras de “No preguntes tanto”. Esta es una buena forma de matar sus deseos de aprender y avanzar, porque a nadie le gusta ser una molestia.

Involucrarlos en las tareas

Los niños necesitan formar parte de la vida cotidiana para asumir pequeñas responsabilidades acordes a su edad que irán aumentando a medida que crezcan. Implicarlos en tareas domésticas es una buena forma de comenzar a tratarlos como adultos.

Los problemas de disciplina que presentan muchos niños pueden verse minimizados considerablemente cuando se les trata como adultos porque sienten que tienen su espacio, sus pertenencias, que importan y que de verdad forma parte de la familia porque se les tiene en cuenta para tomar pequeñas decisiones en relación a su edad.

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto