Fondo Productos

Super porderes que toda mamá quisiera tener:


Sería perfecto ser una supermamá y tener superpoderes. Lo cierto es que somos supermamás, sino, ¿cómo hacemos todo lo que hacemos? ¡Sería imposible si no tendríamos el superpoder del amor! Pero… además de este gran superpoder que nos hace mejores mujeres y mamás, también nos encantaría tener estos super, mega, hiperpoderes.

Superpoder médico:

Cuando nuestros hijos están mal solo queremos que rápidamente se curen y dejen de sufrir. Porque desde que lloran cuando son bebés, hasta cuando sufren cuando son grandes, para una madre es el dolor más grande de todos. Por eso, como mamás no queremos verlos pasar mal, y si podríamos elegir un superpoder, sin duda, sería el médico, capaz de sanarlos y que no estén mal.

Superpoder de la energía:

Desde el momento en que nos convertimos en madres, algo cambia. La energía ya no es la misma y mucha de ella que nos queda la depositamos en cuidar a nuestros pequeños. ¡Sería ideal contar con un superpoder que recargue inmediatamente nuestras energías!

Superpoder de la comunicación:

Cuando se vuelven adolescentes resulta mucho más difícil comunicarse con nuestros hijos. A toda mamá nos encantaría tener un diálogo fluido con nuestros hijos adolescentes, pero a veces resulta muy difícil. A menos que tengamos este genial superpoder de la comunicación.

Superporder vegetal:

A muy pocos niños les gustan las verduras, y a toda mamá nos encantaría que se los coman de la misma forma en que comen dulces. ¿Y si tenemos un superpoder que transforme los vegetales y los vuelva atractivo para ellos?

Superpoder organizador:

¿Dónde se guardan tantos juguetes? ¿Por qué no se arreglan solos luego de que ellos terminan de jugar? ¡Que alguien me escuche y me brinde el superpoder organizador!

Superpoder de la amabilidad:

Muchas veces pareciera que nosotras los hubiéramos educado sin amabilidad. Cuando un niño o adolescente está enojado puede decir cualquier disparate sin pensarlo, es en esos casos en los que nos gustaría tener el superporder de la amabilidad y que a pesar de que estén enojados traten a los demás de manera amable.

Superpoder de la risa:

Cuando están fastidiados y discutiendo entre hermanos, solo me gustaría convertir todo eso en risas y abrazos. Todo sería más fácil y no habría más peleas entre hermanos, solo diversión.

Y tú, ¿quieres tener alguno de estos superpoderes? ¿Has soñado con algún otro? Tenemos el superpoder del amor, pero no nos vendría mal estos 7 poderes, ¿no lo crees?

CONSEJOS SANITY


Biberones y Chupones