Fondo Productos

Evita los celos entre hermanos:


Las madres de más de un hijo lo saben: Por más que se intente ser justas, siempre se acusará de hacer favoritismo en algún momento. Estas son algunas sugerencias para poner en práctica:

Algunos NO

Nunca compares un hijo con el otro ni sugieras a uno que trate de imitar a su hermano o hermana. ¡Solamente conseguirás que se odien entre sí!

No produzcas situaciones que lleven al resentimiento, por ejemplo, nunca compares el desempeño académico o deportivo de tus hijos.

Algunos SÍ

Sé realista: nunca quieras tratarlos de la misma manera porque se trata de distintas personas y son diferentes. Por ejemplo, al que es más responsable le darás más libertad. Y eso no es favoritismo: lo estás tratando como se merece. Si su hermano se vuelve responsable, seguramente lo tratarás de igual modo.

Presta especial atención a la atmósfera que creas en tu hogar. Debería ser de paz y colaboración, en lugar de alimentar constantemente el espíritu de competencia. ¡Refuerza los comportamientos colaborativos!

Evita los apodos, especialmente aquellos con connotación negativa: “gordo”, “flaca”, deben ser eliminados del vocabulario de un buen padre o madre.

Sé abierta y SIEMPRE escucha a los implicados en alguna cuestión que se presente. Puedes sentarlos juntos, escuchar al primero y decir algo como  “gracias por ser tan sincera y compartir tus sentimientos, ahora quiero escuchar a tu hermana”.

Detecta la cualidad especial en cada niño y aliméntala. Que cada hijo sea conocido en casa por sus fortalezas y no por sus puntos débiles.

Pasa tiempo de calidad y exclusivo con cada hijo. Cada uno necesita saber que es especial para sus padres.

Simplemente intenta ser justa pero no te obsesiones, después de todo, la vida tampoco es del todo justa. En lugar de eso, enséñales a vivir en igualdad, cooperación y amor; es el mejor remedio contra el odio que causa el favoritismo.

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto