Fondo Productos

Guía para cortar las uñas al bebé:


A muchos padres primerizos les parece tarea imposible, difícil y hasta de cirujano, pero en realidad cortarle las uñas al bebé no requiere estudios superiores. Cierto que nos puede llevar algunos intentos dar con el "truco", pero con paciencia y suavidad se soluciona y seremos expertos en manicura y pedicura del bebé. Estas son algunas claves para que todo salga bien, una guía para cortar las uñas al bebé y no morir en el intento.

Pero, antes de empezar, recordemos que no pasa nada al cortarle las uñas al recién nacido, hay mitos y creencias falsas sobre este momento, totalmente infundadas. Es más, si no le cortas las uñas al niño o niña, llegará un momento en que pueda lastimarse.

Escoge un momento en el que el bebé esté tranquilo. Lo peor que podemos hacer es intentar cortarle las uñas si se está moviendo mucho o si llora, por lo que, si queremos que todo fluya sin peligro, mejor esperar a que el niño se tranquilice. Eso, puede ser en distintos momentos para cada uno, como después del baño o incluso mientras duermen.

Si el bebé aún no se sostiene sentado, córtale las uñas mientras está acostado boca arriba y seguro en una superficie firme y donde accedas con facilidad a sus dos manitas y/o pies. También podemos ponerlo en una mochila portabebés mirando hacia afuera para cortarle las uñas, con nuestras dos manos libres para "la operación" mientras el bebé está bien sujeto.

Si el bebé se sostiene sentado, tenlo sobre tus piernas con la espalda apoyada en ti, en una posición segura y firme en la que quede rodeado por uno de tus brazos, que mantendrá el otro brazo del bebé sujeto para evitar que dé un manotazo, mientras que con tu mano libre usas las tijeras o cortaúñas.

Sujeta el dedo de la uña que vas a cortar entre tu índice y el pulgar para mantenerlo inmóvil.

No alargues el proceso del corte de uñas ya que el bebé se pone nervioso y empezará a moverse más, a llorar... La clave está en actuar con una mezcla de decisión, firmeza y delicadeza.

Utiliza tijeritas o cortaúñas especiales para bebés, limpios y secos. Las tijeras para bebés son pequeñas y tienen punta redondeada y los cortaúñas son pequeñitos también, para adaptarse a la uña del pequeño.

Corta la uña a ras del dedito, sin aproximarse demasiado a la piel. Es preferible cortar en cuadrado que en redondo, aunque se le puede dar una ligera curva a los extremos para que no queden picos.

Si se queda algún pico en alguna uña, mejor no apurar con las tijeras y utilizar una pequeña lima.

Observa el color de las uñas para detectar posibles infecciones (si el color rosado habitual se altera) o que la uña se haya clavado en la piel, tanto en las manos como en los pies.

 

Algunos trucos como cortarle las uñas al bebé tras el baño, tras un masaje, dormido o acompañado de música relajante, pueden funcionar para lograr ese momento de tranquilidad. Si hay dos personas para efectuar esta "operación", también resultará más fácil, ya que uno puede ejercer de animador infantil para que el niño se mantenga entretenido.

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto