Fondo Productos

Estrategias para que el ser mamá no acabe con tus energías


Ser mamá es hermoso y... agotador, no podemos dormir todo lo que queremos y tenemos que centrarnos en atender y cuidar a una maravillosa personita que depende de nosotras para todo. Pero parece que cada día nos falta más energía.

¿Eres de las mamás que se cansan más de la cuenta? ¿Necesitas ese empujón de energía extra? Entonces, no dudes en seguir leyendo para saber cómo conseguirlo.

1.      Piensa primero en ti

Por la mañana dedica al menos 30 minutos para ti, aprovéchalos para hacer eso que tanto te gusta como leer, hacer ejercicio, pintar, meditar, prepararte un rico desayuno... algo que tú disfrutes y que sea muy personal. Después, despierta a tus hijos y empieza la rutina.

Si haces esto a primera hora de la mañana, te sentirás bien, porque no te estarás olvidando de ti. Al sentirte mucho mejor, ¡te sentirás con más energía!

2.      Sal de casa

Es posible que a veces, sin darte cuenta por todas las cosas que tienes que hacer, te quedes en casa demasiado tiempo y sientas que las paredes se te caen encima. Esto puede generar tu malhumor, porque asocias a tu casa con trabajo duro, y no debería ser así. Para evitar que ocurra, tienes que salir de casa.

Puedes salir a hacer ejercicio, a visitar a una amiga, a andar en bicicleta, a ir de compras por algo bonito para ti o la familia... tan solo salir. ¡Recuperarás tu energía muy rápido!

3.      Mantén una dieta equilibrada

Necesitas alimentarte bien para que tu cuerpo tenga energía, y para eso debes mantener un equilibrio de lo que consumes. Por ejemplo, en la semana puedes comer menús bajos en calorías y los sábados y domingos darte permiso de comer algo más sustancioso. Ni las dietas estrictas ni todos los permitidos son buenas fuentes de energía.

Come frutas, verduras, proteínas magras, productos lácteos bajos en grasa… En definitiva, ¡te sorprenderás de los resultados de llevar una alimentación equilibrada!

4.      Activa el modo avión

Dormir 8 horas siendo mamá es... difícil. Es más, hay épocas (bastante largas) en las que parece casi una misión imposible dormir más de 5 o 6 horas seguidas. Pero es absolutamente necesario dormir bien para tener energía, así que intenta que tu objetivo sea dormir como mínimo 7 horas por la noche.

Un consejo: activa el modo avión en tu celular al acostarte, de ese modo no tendrás "otras" distracciones y podrás conciliar más rápido el sueño.

5.      Pide ayuda

No serás una "mala madre" por dejar a tu hijo con una niñera, una amiga o tus padres. Pedir ayuda no es ser débil, ¡al contrario! Es una actitud madura, de una mujer que reconoce que necesita recuperar energía para poder estar al 100% con su familia.

Las madres muchas veces nos sobrecargamos de tareas porque alguien nos ha hecho creer que debemos poder con todo. Pero ¡no es así! También debemos permitirnos tener un momento para nosotras, nuestro espacio personal o sin ellos no tendremos energía para ser las mejores madres.

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto