Fondo Productos

Maneras de perder peso sin que afecte la lactancia


Luego de dar a luz lo que más quieren las mamás es potenciar ese gran vínculo con sus hijos, amamantándolos. Pero hay algo que también les preocupa y es el peso que han ganado durante el embarazo.

Sin embargo, el ser mamás no debería impedir dejar de preocuparnos por nosotras, ¡ambas cosas se pueden lograr a la misma vez! Descubre estas 10 maneras de perder peso, sin que afecte la alimentación de tu bebé.

Consumir alimentos con altas cantidades de Omega 3:

Alimentándote con los nutrientes y minerales necesarios podrás conseguir las dos cosas. Para ello, será bueno consumir alimentos con grandes cantidades de Omega 3 como son los cereales, el salmón, la albahaca, la espinaca y los huevos.

Comer con frecuencia durante el día:

Si comes con frecuencia durante el día lograrás que tu metabolismo esté acelerado y además a tu cuerpo no le faltarán los nutrientes necesarios para producir leche. Recuerda comer alimentos bajos en calorías y sanos para que esta medida tenga un gran efecto.

Además, si esperas tanto tiempo durante cada comida, tendrás un efecto hormonal que podría afectar la producción de leche.

Comer porciones pequeñas:

Para no consumir de más, pero sí lograr que tu producción de leche no se vea afectada, la solución es alimentarte con porciones pequeñas.

Elegir alimentos ricos en hierro:

La carne magra, las lentejas, y todas las verduras de hojas verdes pueden ser tus aliados en este momento. Verás que te ayudarán a perder esos kilos de más y que tu bebé crezca con el mejor alimento.

Consumir alimentos ricos en calcio y proteínas:

Además del hierro, es necesario también consumir calcio y proteínas para la producción de leche. ¿Qué puedes consumir? Batidos de leche, leche de almendras o plátanos.

No presionarse:

Más allá de los alimentos, es necesario que no dejes que tú misma te presiones ni nadie más. El peso que has ganado durante el embarazo lo tienes, pero es posible perderlo. Para eso debes trabajar y darte tu propio tiempo.

Presionarse solo hará que no tenga éxito la pérdida de peso, además puedes estresarte e interferir en la producción de leche.

Ser perseverante:

Solo queda ser perseverante, seguir trabajando para perder todo el peso que ganaste de más durante los 9 meses. Sigue con tu dieta balanceada, con los ejercicios, ¡con trabajo todo se puede lograr!

Sustituir de manera inteligente:

Antes de comer piensa qué es lo mejor para ti. Ese chocolate luce exquisito y seguro tendrá un gran sabor, pero no es lo adecuado para tu plan. Antes de comer, tan solo piensa unos minutos…

Tomarse el tiempo para pensar y preparar la comida:

Pero a veces el apetito ataca y ya no hay tiempo de pensar. Es por eso que en algún tiempo libre puedes dedicarte a pensar cuáles son las comidas que deberías comer y tenerlas prontas, cortadas y congeladas para que cuando llegue la hora de comer todo sea mucho más fácil y no peques con la comida rápida.

Hacer ejercicio:

Después de las 6 semanas de embarazo puedes volver a hacer ejercicio, de todas maneras puedes consultar a tu médico que te recomiende cuándo hacer y qué hacer. Ejercitarte en tus tiempos libres o paseando a tu bebé te ayudará a mantenerte activa y perder peso.

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto