Fondo Productos

¿Los bebés pueden volverse adictos a las sustancias que consumen las madres?


Cuando una mujer embarazada consume diferentes tipos de sustancias adictivas, el bebé al nacer puede sufrir de síndrome de abstinencia neonatal (SAN). Se trata de un grupo de problemas que el recién nacido padece al venir al mundo porque tiene que soportar la falta de las drogas que su madre le proporcionaba a través del cordón umbilical.

¿Cuáles son las causas?

El síndrome de abstinencia del bebé recién nacido se produce cuando la mujer toma sustancias opiáceas o narcóticos como la morfina, la heroína o la codeína, entre otros. Estas sustancias pasan por la placenta y el bebé termina por volverse adicto como su madre, lo que hace que el niño siga dependiendo de la sustancia una vez que está fuera del útero.

Sintomatología

Los síntomas dependen de la droga que la madre consuma durante el embarazo, pero por lo general los recién nacidos presentan manchas en la piel, diarrea, llanto constante, fiebre, reflejos hiperactivos, irritabilidad, bajo peso, problemas del sueño, temblores y transpiración, además de vómitos.

Como habrás podido observar, son casi las mismas cosas que le pasan a un adulto cuando se somete a una desintoxicación de drogas.

Cómo se diagnostica el síndrome de abstinencia en el recién nacido:

Además de los síntomas antes descritos, los especialistas deben realizar una serie de análisis toxicológicos que se practican en el meconio o primera deposición y también análisis de sangre y de orina.

Cuáles son las consecuencias:

El síndrome de abstinencia del bebé recién nacido puede traer algunas consecuencias que suelen ser de gravedad en los más pequeños. El consumo de drogas y alcohol puede hacer que el recién nacido tenga algunos defectos congénitos, sea prematuro y de muy bajo peso, su cabeza sea más pequeña e inclusive tenga problemas de desarrollo y de comportamiento en un futuro. Un pequeño con el SAN también puede ser víctima de la muerte súbita.

¿Cuál es su duración?

El síndrome de abstinencia neonatal puede durar entre 1 semana y 6 meses. Esto dependerá del grado de dependencia que haya creado junto con su madre y de los cuidados que haya recibido al momento de nacer por parte del staff médico del hospital o clínica.

El SAN es algo serio que solo las madres pueden prevenir al no consumir ningún tipo de sustancia peligrosa durante el embarazo.

Si conoces a una mujer embarazada que no puede controlar su adicción, bríndale tu ayuda. Puedes leerle este artículo para que entienda que sus malos hábitos pueden ocasionar un daño serio e irreversible en su hijo.

CONSEJOS SANITY


Bolsa Agua Caliente y Venda Posparto